orgullo 2024banco en medio de un parque con los colores de la bandera lgtb

Las alertas para la población LGBTIQ+ se encendieron recientemente debido a un nuevo embate en Rusia contra los derechos de la comunidad. El Tribunal Supremo de Rusia prohibió hacia fines de 2023 el movimiento LGBT en el país, considerándolo como una “organización extremista”. La resolución se tomó después de que así fuera solicitado por el Ministerio de Justicia del país asiático.

Con relación a esto, Marie Struthers, directora de Amnistía Internacional para Europa Oriental y Asia Central sostuvo lo siguiente:

“Esta decisión vergonzosa y absurda representa un nuevo frente en la campaña de las autoridades rusas contra la comunidad LGBTI. Existe el riesgo de que esta sentencia dé lugar a una prohibición general de las organizaciones LGBTI, con violaciones generalizadas de los derechos a la libertad de asociación, de expresión y de reunión pacífica así como del derecho a no sufrir discriminación. Afectará a incontables personas, y sus repercusiones serán catastróficas”.

La medida mencionada con anterioridad tuvo efecto inmediato. Entre algunas transformaciones, lo que hizo fue prohibir la propaganda y la publicidad relacionada con los derechos o las vidas de las personas LGBTIQ+. Lo que se busca fundamentalmente es prohibir la generación de interés en las personas para integrar las filas del movimiento.

El Movimiento Internacional Cívico LGBT

Es importante destacar que la vista transcurrió exclusivamente a puerta cerrada, contando solamente con la presencia de representantes del Ministerio de Justicia. Estos remitieron la demanda el 17 de noviembre. En el país, distintos activistas LGBTIQ+ habían creado en el último tiempo la organización Movimiento Internacional Cívico LGBT, con el objetivo de defender los derechos del movimiento. A pesar de esto, sus representantes no fueron invitados a la vista.

Las organizaciones de derechos humanos de Rusia ya se habían dirigido en la víspera al Supremo para solicitar que este no reconociera el movimiento LGBT como extremista, aduciendo que no hay forma de considerar como movimiento cívico a las personas que pertenecen a un grupo social o que cuentan con cualidades personales concretas. Sin embargo, el Ministerio de Justicia expuso que se detectaron “tendencias extremistas”, incluyendo la presunta “incitación al odio social y religioso”.

Retrocesos en materia de derechos

De la mano de lo anterior, algo advertido por los activistas es que los organizadores del movimiento podrían ser condenados a 10 años de cárcel. Mientras tanto, los participantes podrían enfrentar hasta 5 años de prisión y los donantes recibir condenas similares a las de los organizadores. A esto se debe sumar la posible persecución de sus distintos integrantes. Ya en noviembre de 2022 la Cámara de Diputados de Rusia había aprobado una ley que prohibía completamente la propaganda LGBTIQ+ y el cambio de sexo. Además, en junio se habían prohibido las operaciones quirúrgicas de cambio de sexo, lo que trajo consigo gran preocupación entre las personas transexuales.

En la reforma constitucional de 2020 se había introducido, además, el concepto de que el matrimonio es una unión que se da entre un hombre y una mujer. Esto ocurrió después de que el presidente Putin asegurara que en Rusia no habrá matrimonio homosexual en tanto él siga siendo presidente.

El alto comisionado de la ONU para los derechos humanos condenó la decisión del Tribunal Supremo ruso y pidió a las autoridades que reconsideren esta medida. Agregó que nadie debería ser encarcelado por trabajar por los derechos humanos, a la vez que estos derechos no deberían denegarse por orientación sexual o identidad de género. Se solicitó que las autoridades rusas retiren de forma inmediata las leyes que restrinjan el trabajo de los defensores de derechos humanos o que discriminen a las personas LGBTIQ+ en Rusia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario